Marketing

Cómo impacta el COVID-19 en el sector digital español

Un cambio en la cultura empresarial y la ratificación de que la digitalización empresarial es clave tras la crisis del COVID-19. Son dos de las enseñanzas que extraemos. Ahondamos en ello.

Por Redacción España, el 22/06/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

El COVID-19 ha producido un fuerte impacto en el sector digital. Con el confinamiento y la desescalada por fases, hemos recurrido mucho más a internet. El consumo de redes sociales se ha disparado, y también el de plataformas de entretenimiento en streaming, como Netflix o HBO, las ventas en tiendas online, la demanda de información en medios digitales, etcétera.

También han cambiado los modelos de trabajo. Como ya explicaba en marzo Javier Fernández de Valderrama, CEO de Agencia B12, en este artículo sobre las nuevas oportunidades que surgen de la crisis del COVID-19, va a haber un incremento en la apuesta tecnológica de las empresas, y también un cambio en la cultura empresarial a nivel global.

Estamos pasando por momentos muy duros, pero sacar el lado positivo y exprimir las nuevas posibilidades que se plantean ahora es una de las claves para afrontar la nueva situación y promover la recuperación. Por ejemplo, estos meses, hemos demostrado que el modelo en remoto es una vía más que factible para trabajar, y las empresas toman nota de ello.

Los modelos de trabajo han cambiado, las compañías y los propios trabajadores han hecho un esfuerzo para reestructurar la coordinación de equipos. Ahondamos en cómo impacta el coronavirus en el sector digital en España.

La revolución digital a raíz del COVID-19

Según un estudio de la consultora nPreople junto con IAB Spain, a raíz del COVID-19 surgirá (está surgiendo ya, de hecho) una revolución digital. Lo corrobora el 93% de los expertos encuestados. Esta revolución, como adelantábamos, comienza por el teletrabajo.

1. Teletrabajo

La conclusión del estudio sobre el futuro del teletrabajo es extensible a otros países. En Agencia B12, lo hemos corroborado en los tres en los que tenemos presencia, España, México y Perú. De hecho, Roberto López, CMO en nuestra sede de México, ya explicaba que muchas empresas establecerán nuevas estrategias para que sus empleados puedan desempeñar su trabajo desde casa quizás para siempre: “El home office ha llegado para quedarse”, afirmaba.

La tecnología así lo permite. Muchas herramientas facilitan el trabajo en remoto, y el hecho de que la mayoría de ellas se alojen en la nube allana aún más el camino de esta revolución digital. Te lo explicábamos en este artículo sobre cloud computing y teletrabajo. Los entornos cloud proporcionan acceso con total seguridad a programas, datos y documentación de las compañías.

Además, las herramientas en la nube promulgan la correcta gestión de los proyectos, permitiendo que varias personas de un mismo equipo trabajen a la vez y organizando las cadenas de trabajo entre departamentos. Ha sido una de las grandes claves en el nacimiento del Big Data, y también está siendo fundamental en la nueva era del teletrabajo.

2. E-commerce

Las tiendas online han disparado sus ventas desde la llegada de la pandemia. Los datos actuales ratifican la necesidad de las empresas de todo tipo de tener presencia online, si es posible, a través de tiendas digitales. El 76% de los encuestados por la IAB cree que este campo es uno de los que tienen un mayor potencial.

En este sentido, es importante reforzar los canales de venta digitales con estrategias que mejoren al máximo la experiencia de usuario, desde diseños UX, hasta la integración de tecnologías de atención al cliente que resuelvan las dudas al momento. En este contexto, destacan los chatbots, que utilizan la Inteligencia Artificial y el Machine Learning para interactuar con los clientes potenciales de forma automatizada, a través de un chat.

3. Personalización de los servicios

Una de las grandes bazas del sector digital es que todo es medible. Cada clic, cada like, cada swype, cada impresión, cada sesión, el tiempo que un usuario dedica a una página concreta, si hace scroll o no… Todo lo que hacemos en internet genera datos. La correcta gestión de esos datos permite incrementar la personalización de los servicios y, por tanto, proporcionar una mejor experiencia de cliente, lo que va de la mano con el punto anterior.

Sin embargo, dado el enorme volumen de datos del que estamos hablando, es imposible recopilarlo, verificarlo, almacenarlo y procesarlo de manera manual. Por suerte, tenemos a nuestra disposición tecnologías que se encargan de realizar esas tareas de manera automatizada: la Inteligencia Artificial y el Big Data convierten toda esa data, caótica y de distinta naturaleza, en información que permite tomar decisiones empresariales con conocimiento de causa.

Esas decisiones pueden ser estructurales (medidas para incrementar la productividad de la compañía, por ejemplo) pero también nos sirven para conocer mejor a los clientes y clientes potenciales de una empresa. Gracias a ese conocimiento profundo, se pueden desarrollar medidas de personalización de los servicios, que mejoran la experiencia de usuario y, por tanto, impulsan las ventas de una empresa.

Según este estudio de Gartner, solamente un 12% de los usuarios dicen recibir una ayuda personalizada de las marcas. En una era en la que el consumidor medio se está acostumbrando a recibir comunicaciones y sugerencias basadas en su patrón de compra, la no personalización de los entornos y servicios digitales se convierte en una oportunidad perdida.

Recuperación económica

El termómetro digital de la IAB también plantea a los profesionales del sector sobre su visión ante la perspectiva de recuperación económica. De acuerdo con el estudio, el 60% de los expertos opina que el sector digital culminará la recuperación a lo largo de 2020 y un 30% prevé que se prolongará hasta 2021.

Los expertos opinan que se deben promover medidas para reforzar el sector. En el top 5 del estudio se encuentran:

  • Mantenimiento de la inversión publicitaria en internet.
  • Impulso de la digitalización empresarial.
  • Búsqueda de acuerdos entre todos los agentes del sector.
  • Impulso de transparencia de datos en los grandes operadores.
  • Reducción de los impuestos para promover la inversión.

El optimismo con respecto a la recuperación del sector digital contrasta con el índice de confianza en la economía española. Solo el 13% de los encuestados piensa que la economía se recuperará este año. Un 40% predice que la recuperación se producirá a partir de 2022.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+52 (55) 4774 1185

mexico@agenciab12.com

Ejército Nacional #1112, Int. 804, CP 11510 – CDMX