Big Data

¿Qué es Dark Data o datos oscuros?

Los datos oscuros o Dark Data forman la cara menos visible del Big Data. Aun así, juegan un papel fundamental en la extracción de datos útiles. Te contamos más.

Por Redacción España, el 04/12/2019

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

Cualquier rastro que un ser humano deja en la red puede servir para orientar una decisión de negocio. Algunas operaciones pueden ser de gran utilidad para una organización y otras no tanto. De ahí deriva el Dark Data o datos oscuros. Te contamos qué es y qué tiene que ver con el Big Data.


Dark Data: el lado oscuro del Big Data

Dark Data, datos oscuros o dusty data es un subconjunto del Big Data formado por datos desestructurados almacenados en las bases de datos de las empresas y que no se han analizado ni tratado, básicamente por sus términos de valor para los administradores de negocio y de TI.

Este concepto fue designado por la empresa consultora y de investigación de las tecnologías de la información Gartner y define los datos oscuros como: “los activos de información que las organizaciones recopilan, procesan y almacenan durante las actividades comerciales regulares, pero generalmente no se utilizan para otros fines”.


Dark Data, un fenómeno de valor poco explotado

A grandes rasgos, los datos se pueden clasificar en tres grupos: estructurados, semiestructurados y no estructurados. En cualquier caso, el volumen de información asciende a cada minuto que pasa.

Habitualmente, las empresas suelen tomar de referencia los datos cuyo valor puede verse a simple vista y cuyo tratamiento genere una oportunidad de negocio. Esto posiciona en primer lugar los datos estructurados y en último lugar los datos desestructurados o no estructurados, donde se encuentra el Dark Data.

La extracción del valor de los datos oscuros es una tarea ardua y costosa. Por este motivo suelen permanecer, por decirlo de alguna manera, en una estantería sin efectuar ningún tratamiento. De ahí que también se les conozca como “datos polvorientos”.

Además, algunos analistas de datos, o Data Scientists, consideran el análisis, gestión y tratamiento de este tipo de datos como un riesgo que puede suponer filtración de información confidencial y puede derivar en problemas legales.

Aun así, un adecuado tratamiento de los datos oscuro puede ofrecer soluciones muy efectivas de cara al negocio. Eso sí, hay que identificar qué información es útil y cuál no. Para ello se tiene que:

  • Ejercer un análisis para saber de cuántos datos dispone la empresa, dónde se encuentran y los tipos que existen.
  • Una vez tenemos los datos localizados, sabemos de cuántos disponemos y las variedades, lo siguiente que hay que hacer es una categorización de los datos para comprender la información que contienen.
  • Plantear una clasificación de los datos. Este paso es determinante, puesto que  permite desviar la atención hacia la información que realmente puede tener  valor para la empresa.


¿Qué tipo de datos pertenecen al Dark Data?

Como decíamos, el Dark Data son datos almacenados inutilizados que se alojan en grandes bases de datos de las organizaciones. Al igual que con el Big Data, el desarrollo de Dark Data se produce por las interacciones entre empresas, clientes, empleados, personas en general y los datos que éstas generan. Están conformados en su mayoría por:

  • Archivos multimedia.
  • Hojas de cálculo.
  • Información de los clientes.
  • Archivos de registro del servidor.
  • Registros detallados de llamadas de los clientes.
  • Notas o presentaciones.
  • Datos de la plantilla.

El futuro del Dark Data

Aproximadamente el 80% de los datos del Big Data son Dark Data. Esto supone una auténtica pérdida de oportunidades de negocio, ya que esta información gestionada adecuadamente permite optimizar las estrategias, desglosar información sobre el comportamiento de los clientes e incluso plantear nuevos objetivos a cumplir en base a ellos.

Además, gracias a la unión de tecnologías como el Cloud Computing, este tipo de datos se pueden almacenar fácilmente y a un coste verdaderamente reducido, aspecto que permite recurrir a ellos cuando la empresa estime oportuno.

A esto se le une el desarrollo de las copias de seguridad y los sistemas de encriptación de datos que permiten optimizar la inversión en almacenamiento. Esto garantiza una protección completa de la información, controlar los accesos y reducir los riesgos.

En resumen, esta rama del Big Data, explotada correctamente, tiene mucho que ofrecer para las organizaciones. De hecho, cada vez surgen más empresas dedicadas específicamente a extraer valor del Dark Data y ofrecer soluciones a sus clientes a partir de este tipo de datos.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+52 (55) 6842 3026

mexico@agenciab12.com

Ejército Nacional #1112, Int. 804, CP 11550 – CDMX