Tecnología

Qué son las tecnologías inmersivas en la industria 4.0

La implementación de las tecnologías inmersivas en los procesos operacionales ayuda a mejorar la experiencia de compra de los clientes y a fomentar un compromiso positivo con la marca.

Por Redacción España, el 28/12/2020

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

Los términos transformación digital e industria 4.0 se utilizan cada vez más. Ambos buscan la integración de la tecnología en los procesos de negocio con el objetivo de mejorar la productividad, competitividad, innovación y bienestar de empleados y clientes.

Esta nueva era trae consigo formas y herramientas que pretenden estandarizarse en la sociedad para facilitar las vidas de los seres humanos, como es el caso de las tecnologías inmersivas

Tecnologías inmersivas en la industria 4.0

La industria 4.0 hace referencia a la cuarta revolución industrial. Un concepto que busca interconectar todas las partes de una empresa proporcionando una automatización de los procesos y una organización más inteligente y adaptada.

Esta digitalización incluye todos los servicios relacionados con la empresa, desde la contratación de personal mucho más técnico hasta un cambio de paradigma en los recursos tecnológicos.

El desarrollo de la industria 4.0 produce una fusión entre el mundo virtual y el mundo real para enriquecer aún más la experiencia del cliente durante todo el proceso de compra.

Uno de los ejes centrales consiste en la aplicación de las tecnologías inmersivas. Con ellas, se consigue atraer participantes más activos y una mayor experiencia sensorial que permite forjar un compromiso positivo con la marca.

Actualmente, las tecnologías inmersivas dependen de la unión de varias disciplinas. Estas son algunas de ellas:

  • Realidad virtual (VR).
  • Realidad aumentada (AR).
  • Realidad mixta (MR).

Realidad Virtual (VR)

La Realidad Virtual o VR es en una tecnología cuyo objetivo principal es la inmersión del usuario en un entorno digital generado mediante Tecnología Informática (IT).

A diferencia de otros medios, como pueden ser la radio o la televisión, que permiten conectar con lo que se está transmitiendo, la VR es capaz de sumergir al usuario en cualquier situación.

Para acceder a este entorno virtual, el participante debe contar con los recursos tecnológicos necesarios, es decir, una serie de dispositivos, como por ejemplo, gafas de realidad virtual.

Hoy en día, existen dos tipos fundamentales de Realidad Virtual:

  • Realidad Virtual interactiva: permite al usuario mantener el control sobre la actividad inmersiva, es decir, actúa como protagonista y puede utilizar los elementos virtuales e interactuar con ellos.
  • Realidad Virtual pasiva: en ella, el usuario únicamente puede visualizar el contenido, no podrá interactuar con los elementos dispuestos en el entorno digitalizado.

Aplicaciones VR

Uno de los pioneros en términos de Realidad Virtual es la industria de los videojuegos, en los que el usuario, a través de una pantalla y ciertos dispositivos interconectados puede disfrutar de una experiencia única.

Otro de los sectores que empieza a usar la VR en sus procesos operacionales es la arquitectura, permitiendo a un usuario acceder a recorridos virtuales 360º por las viviendas y sumergirse en experiencias interactivas, como amueblar la vivienda, cambiar los materiales, etcétera.

La industria automovilística también hace uso de la VR. Con ella, el cliente puede sumergirse en un entorno virtual que le permitirá visualizar su futuro coche y hacer cambios en base a sus gustos (color, acabados, materiales, etcétera).

Realidad Aumentada (AR)

La realidad aumentada (AR) parte de un entorno natural que ya existe y a través de ciertos elementos creados digitalmente, superpone capas de información virtual al entorno físico.

Esta es la principal diferencia frente a la Realidad Virtual, ya que el usuario no necesita aislarse del mundo real para acceder a una experiencia inmersiva, es posible la visualización de ambas realidades.

La Realidad Aumentada proyecta la información, ya sea en forma de gráfico, personajes o textos, en el mundo real, proporcionando una nueva visión de un entorno físico.

La Realidad Aumentada funciona en base a cuatro componentes fundamentales:

  1. Un objeto real de referencia.
  2. Un dispositivo con cámara provista de las aplicaciones de AR para transmitir la imagen.
  3. Un software de Realidad Aumentada, es decir, el programa que genera los diseños virtuales que añaden información al entorno real.
  4. Activadores, una especie de plantilla que interpreta la señal y retransmite la imagen. 

Aplicaciones AR

Uno de los beneficios mayoritarios de la Realidad Aumentada para la Industria 4.0 es que permite que el cliente interactúe fácilmente con un producto y conozca mejor sus características y funcionamiento de forma interactiva.

Un claro ejemplo de aplicación de la Realidad Aumentada es el sector retail, el cuál utiliza esta tecnología con un triple objetivo:

  • Proponer una mejor UX y aumentar el tiempo de permanencia en el establecimiento.
  • Aportar información a la compañía sobre los productos más demandados.
  • Facilitar el proceso de compra.

A través de la Realidad Aumentada, las tiendas de ropa u ópticas permiten a los clientes probarse virtualmente los productos y ver cómo les quedan sin necesidad de tenerlos físicamente.

Realidad Mixta (MR)

La Realidad Mixta es la fusión de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada, es decir, una tecnología que busca la integración del mundo real y el virtual para producir nuevos entornos, en los que los objetos físicos y digitales coexisten e interactúan.

Explicado de forma sencilla, se crea un espacio 3D y sobre él, se crea una capa de información diseñada virtualmente.

Al fusionar los dos tipos de tecnología inmersiva, en la MR también se vuelve necesario el uso de dispositivos de Realidad Virtual (gafas o cascos), pero con la diferencia de que con la MR también se puede interactuar con los elementos del mundo real.

Aplicaciones MR

La Realidad Mixta aún está en pleno desarrollo. De hecho, en la mayoría de casos, se trata de aplicaciones de Realidad Aumentada que solo permiten algunos aspectos de la interacción entre mundo real y virtual.

En este sentido, se puede incluir el sector de la medicina como una de las principales aplicaciones de la MR. Con ella, los médicos pueden trabajar con elementos virtuales que facilitan los diagnósticos y las intervenciones.

Otra industria que ha sabido adaptarse a la era digital son las tiendas de muebles. Actualmente, muchas de ellas permiten capturar una imagen de una habitación y generar un entorno virtual con los elementos escogidos por el usuario.

Esto permite al cliente imaginar de forma hiperrealista como quedarían los elementos decorativos en su vivienda, facilitando en gran medida la toma de decisiones de compra.

TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+52 (55) 4774 1185

mexico@agenciab12.com

Ejército Nacional #1112, Int. 804, CP 11510 – CDMX