Big Data

Qué es Business Intelligence

Business Intelligence es la disciplina que recaba, procesa y analiza todos los datos de una empresa y los transforma en información valiosa para la toma de decisiones estratégicas.

Por Redacción España, el 26/08/2019

auto ¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Vota!

Business Intelligence o Inteligencia de Negocio es la disciplina que recaba, procesa y analiza todos los datos de una empresa y los transforma en información valiosa para la toma de decisiones estratégicas. Abarca estrategias, metodologías, herramientas y tecnologías, infraestructura… Todo enfocado de forma sinérgica para cumplir los objetivos de una compañía, mejorar sus resultados e incrementar su productividad.

Simplificado al máximo, Business Intelligence es el uso que un negocio hace de los datos, desde las fuentes desde donde los obtienen, las personas o entidades a las que atañen (propios del negocio, del sector, de su competencia, de sus empleados…) o la forma de procesarlos y analizarlos, hasta la toma de decisiones.

La analítica de datos permite que esas decisiones sean mucho más acertadas, ya que están basadas en precedentes reales, que les permiten disponer de una buena base de argumentos para proceder de una manera u otra. Por tanto, se minimizan los riesgos.

Un poco de historia

La primera vez que se mencionó el Business Intelligence fue en 1958, en un artículo de Hans Peter Luhn, de IBM. Por entonces, se utilizaban técnicas analógicas de almacenamiento de los datos. Sin embargo, la llegada de los ordenadores implicó una revolución en la Inteligencia de Negocio.

Algo más tarde, entre las décadas de los 60 y los 70, los desarrollos en materia de gestión de bases de datos relacionales incrementaron la optimización de los datos y su uso en el contexto empresarial, lo que supuso un importante avance para el Business Intelligence. En este sentido, las aportaciones del científico Edgar Codd fueron especialmente significativas.

A partir de los 80, la Inteligencia de Negocio vivió un importante desarrollo, como consecuencia de la evolución en materia de almacenamiento y procesamiento de datos (DSS, OLAP, sistemas de información ejecutiva, etcétera).

Las aportaciones a partir de finales de los 70 y principios de los 80 de Bill Inmon y Ralph Kimball con la creación del Data Warehouse (Almacén de Datos específico para el soporte a decisiones con una modelización de datos orientada al negocio y no al tratamiento transaccional) fueron clave para el desarrollo y popularización de la disciplina.

Ya en los 90, el Business Intelligence se había implantado en las grandes empresas, pero los elevados costes de las herramientas de gestión de datos aún hacían que fuera una disciplina inaccesible para negocios más pequeños. Hasta que llegó la era del Big Data.

Business Intelligence y Big Data

La irrupción del Big Data ha democratizado el acceso a las herramientas y técnicas de gestión de datos, a una escala muchísimo mayor. Sin embargo, como se trata de una disciplina relativamente reciente, aún existen diferentes teorías sobre la relación entre Big Data y Business Intelligence.

Algunos expertos los conciben como dos materias distintas, entendiendo el Business Intelligence como una manera más tradicional de transformar datos en conocimiento. Por ejemplo, según esta corriente, el BI trabaja solo con datos históricos y estructurados, mientras que el BD trabaja con datos en tiempo real tanto estructurados como no estructurados.

Sin embargo, otra corriente destaca que el Big Data se entiende como una parte del Business Intelligence. Los expertos de B12 defienden esta postura:

  • El Big Data se encarga de recoger, almacenar, procesar y mostrar grandes volúmenes de datos.
  • El Business Intelligence se  encarga del análisis de los resultados obtenidos a través del Big Data y de la  gestión de recursos y decisiones para mejorar el rendimiento empresarial.

Dentro de una empresa, los equipos de Big Data están compuestos por expertos en ingeniería, matemáticas, tecnología y estadísticas. Los equipos de Business Intelligence están vinculados a la dirección empresarial, desarrollo de negocio, economía y marketing.

De acuerdo con esto, el Big Data permite a los equipos de Business Intelligence acceder a una cantidad mucho mayor de información, proveniente de datos de naturaleza dispar y en tiempo real.

Para qué sirve el Business Intelligence

El Business Intelligence transforma los datos en conocimiento y, por tanto, proporciona una ventaja competitiva a las empresas. Son muchos los motivos para hacer una inversión potente en este campo. Además, la combinación de Business Intelligence y Big Data mejora los resultados en relación con todos estos objetivos:

    1. Visión global del estado actual de la empresa y de su evolución histórica.
    2. Detección de picos de resultados y de sus porqués.
    3. Conocimiento del mercado y sus tendencias.
    4. Conocimiento de la competencia.
    5. Conocimiento de los clientes actuales.
    6. Conocimiento de nuevos nichos de mercado.
    7. Localización de posibles picos estacionales.
    8. Mejora de la planificación empresarial.
    9. Control financiero de la compañía.
    10. Predicción de ventas, gestión de materias primas y stock.
    11. Optimización de costes y recursos.
    12. Incremento de la productividad empresarial, a través de la localización de los puntos fuertes y los débiles de la compañía.
    13. Mejora de los productos y servicios.
    14. Localización de nuevas oportunidades de negocio.
    15. Incremento de las ventas.
TAGS:
Imagen del autor Redacción España

Equipo de redacción de B12 España: Marketing, Big Data, Inteligencia Artificial y Ventas.

Ponte en contacto con nosotros:

+52 (55) 6842 3026

mexico@agenciab12.com

Ejército Nacional #1112, Int. 804, CP 11550 – CDMX